Office for the Prevention of Domestic Violence

Help Available

Violencia Doméstica: Cómo Encontrar Seguridad y Apoyo - Como ponerse a salvo

Tabla de contenido (Versión pdf/fácil de imprimir - 3MB)

Planificación De Medidas De Seguridad Y Evaluación De Riesgos

Ninguna mujer abusada tiene control sobre la violencia de su pareja, pero las mujeres pueden encontrar y de hecho, encuentran maneras de reducir el riesgo de sufrir daños. La planificación de medidas de seguridad le permite identificar opciones, sopesarlas e idear un plan que reduzca los posibles riesgos al enfrentar una amenaza de daño, o el daño en sí.

No existe una manera correcta o incorrecta de idear un plan de seguridad. Use lo que a usted le parezca apropiado. Cámbiele o agréguele cosas para reflejar su situación en particular. Hágalo suyo; luego revíselo periódicamente y hágale cambios, según lo crea necesario.

Buscar ayuda, obtener una orden de protección o tomar la decisión de alejarse sólo tienen sentido para una mujer cuando se reducen los riesgos que ella y sus hijos corren.

Quizás decida escribirlo, o quizás no. Si cree que es seguro tenerlo por escrito, hágalo. Sin embargo, si cree que existe la posibilidad de que su abusador lo encuentre, quizás sea mejor que solamente lo piense detalladamente y no lo escriba. Haga lo que crea más seguro para usted.

Tome ventaja de lo que ya sabe

Si usted ha sido abusada por su pareja, probablemente sabe más de lo que usted cree sobre cómo protegerse y cómo evaluar riesgos. Mantener una relación con una pareja violenta y sobrevivir requiere de mucha habilidad e ingenio.

Cada vez que hace o dice algo para protegerse a sí misma o a sus hijos, usted está "planificando su seguridad".

La "evaluación de riesgo" sucede cuando usted decide si una acción en particular mejorará o empeorará las cosas. Usted lo hace todo el tiempo, casi sin pensarlo.

Planéelo detenidamente

Ahora que ya sabe más sobre lo que es un plan de seguridad, podrá evaluar mejor los riesgos y planear más detenidamente su seguridad. Se le recomienda tener en cuenta lo siguiente al delinear un plan de seguridad:

Ya sea que actualmente usted esté con su pareja o no, un plan de seguridad puede reducir su riesgo de sufrir daños.
Planificación de seguridad para cada situación

Un plan de acción de seguridad puede usarse en diversas situaciones:

Si planea abandonar a su pareja o ya la abandonó, tenga presente que los abusadores generalmente son más violentos durante la separación. Esto aumenta el riesgo de que usted sufra daños, inclusive acoso y lesiones graves o mortales. El tener un plan de seguridad cuando se termina una relación puede ayudar a reducir los riesgos que correrían usted y sus hijos durante y después de una separación.

Analice sus opciones

El valor de cualquier plan que tenga como objetivo su protección personal dependerá de recurrir a las opciones que tenga a mano y de lo que más le convenga a usted. Este folleto le brinda información sobre los programas locales de ayuda y sobre el sistema judicial. Sin embargo, la ayuda y la información que pueda obtener de otros lugares, inclusive de su propia familia y grupos de apoyo, también es importante. Las personas y los lugares de los que puede recibir ayuda son, entre otros:

Lo importante es que usted identifique a todas las personas que pueden y están dispuestas a ayudarle. No tiene que esperar a que suceda una emergencia para pedir ayuda. Es una buena idea hablar con la gente y averiguar qué es lo que estarían dispuestas a hacer y lo que podrían hacer por usted. De esta manera, sabrá con anticipación si tiene un lugar donde quedarse, dónde obtener ayuda económica, o cómo localizar a una persona de confianza que pueda guardarle copias de papeles importantes. Si no es riesgoso, haga una lista de los números de teléfono de estas personas, de manera que pueda tenerla a mano en caso de una emergencia. Si no sabe de ningún lugar en su comunidad donde usted puede acudir, llame a la Línea directa de ayuda sobre violencia doméstica y agresión sexual del estado de Nueva York para recibir información sobre programas en su área.

"¡No dude de sí misma! Si tiene sentido para usted, puede ponerla a salvo".
-- Sobreviviente de violencia doméstica

Muchas personas realmente quieren ayudar. Mientras más clara sea en cuanto a lo que necesita, mayores serán sus posibilidades de recibir esa ayuda. A veces la gente en la que usted confía hace sugerencias bien intencionadas que quizás a usted no le parezcan adecuadas. Ustedes la que decide si lo que le recomiendan le conviene o no. Usted toma la decisión.

Regrese arriba

Cómo Planificar Su Seguridad

A continuación le ofrecemos algunas sugerencias que le ayudarán a planificar un plan de acción. Sin embargo, cada situación es diferente. Solamente usted puede decidir lo que más le conviene.

Cómo Prepararse Para Enfrentar Una Crisis

Posiblemente usted viva, salga o tenga un hijo con el abusador. Siempre y cuando no la ponga en peligro, considere hacer lo siguiente:

  • Mudarse a un lugar donde puede estar a salvo durante una discusión. Trate de evitar discusiones en el baño, el garaje, la cocina, cerca de armas o en habitaciones sin salida al exterior.
  • Salir de la casa por un rato. Piense cómo saldría y a dónde iría sin poner en riesgo su vida. Tenga preparados su bolso y las llaves del auto.
  • Pedir ayuda a un vecino o un amigo. Su vecino puede llamar a la policía si escucha ruidos violentos provenientes de su casa. Un amigo puede actuar a tiempo si usted utiliza una palabra clave que ambos hayan acordado por adelantado.
  • Pedir ayuda. Piense a quién puede llamar: la policía, la línea directa de ayuda, amigos, familiares. Memorice esos números o prográmelos en su teléfono, si puede hacerlo de manera segura. Es posible que el programa local de violencia doméstica le pueda facilitar un celular gratis para que pueda marcar el 911.
  • Incluir a sus hijos. Asegúrese de que ellos conozcan la dirección y el número de teléfono de las personas que pueden ayudarles y cómo pedir ayuda. Dígale a los niños que no se interpongan entre adultos que están peleando. Idee una palabra clave para que ellos sepan que tienen que pedir ayuda o abandonar la casa.
Planear alejarse o separarse de la pareja

Quizás decida que dejar a su pareja es lo que más le conviene a usted si quiere estar a salvo. La opción de irse puede ser temporal o permanente. Piense en:

  • Dónde quedarse y por cuánto tiempo. Entre las opciones están las casas de amigos o parientes, un hotel o un refugio para víctimas de violencia doméstica. Tenga a mano los números de teléfono.
  • Cómo llegar a un lugar seguro. Puede usar su propio auto, el transporte público o conseguir que alguien la lleve.
  • Qué llevar consigo:
    • Dinero en efectivo, tarjetas de crédito, tarjeta de débito y/o chequera. Necesitará dinero para gasolina, comida, alojamiento, transporte público, medicamentos, llamadas telefónicas y demás gastos. Memorice las contraseñas y los números de cuenta. Nota: si comparte una cuenta con su pareja, las transacciones con cheques y tarjetas de crédito y débito podrían ser usadas para localizarla.
    • Identificación y documentación suya y de sus hijos, entre otras cosas, su licencia de conducir, partidas de nacimiento, tarjetas de seguro social, fotos recientes, pasaportes, documentos inmigratorios, tarjetas de identificación de asistencia pública, identificación laboral o estudiantil.

    • Las llaves de su casa, auto, oficina y caja de seguridad.

    • Medicamentos, tarjetas de seguro médico, tarjetas de Medicaid o Medicare, registros de vacunación, anteojos, audífonos y otros artículos médicos.

    • Documentos importantes tales como: órdenes de protección, acuerdos de divorcio o separación, orden de régimen de visitas o custodia, orden de sustento de menores, registro del automóvil, documentos del seguro, escritura de propiedad o contrato de alquiler, y declaraciones previas de impuestos.

    • Equipos electrónicos tales como computadora y teléfono celular.

La lista anterior le sugiere objetos importantes que podrá necesitar. También piense en llevarse cosas que los hagan sentirse bien, tales como juguetes favoritos, mantilla o sábana preferida, aparatos electrónicos tales como juegos de video portátiles o reproductores MP3 (iPod), fotos y objetos con valor sentimental.

  • Piense dónde puede guardar de manera segura ropa adicional, documentos importantes, llaves o dinero.
  • Qué hacer con las mascotas. Existe una estrecha relación entre la violencia doméstica y la crueldad hacia los animales. A veces los abusadores amenazan o lastiman a las mascotas para asustar y controlar a la víctima. Para muchas mujeres, la preocupación por las mascotas es parte importante de su decisión de abandonar el hogar. Tenga en cuenta las siguientes opciones:
    • Las mascotas pueden estar a salvo en la casa.
    • El programa local de violencia doméstica puede ayudarle a encontrar un lugar seguro para sus mascotas.
    • Puede llevárselas con usted. Asegúrese primero de poder hacerlo.
    • Puede alojarlas en algún lugar.
    • Hable con su veterinario para que le recomiende un buen alojamiento para mascotas.

Asegúrese de llevarse todos los objetos que pueda utilizar como evidencia del abuso, tales como: fotografías de sus heridas, notas o mensajes amenazantes, copias de denuncias policiales, registros médicos (tales como documentos de alta médica o radiografías) o un diario del abuso.

Después de alejarse o separarse de su pareja

Posiblemente, el peligro que enfrenta en su relación no termine al dejar su pareja. De hecho, los abusadores pueden volverse más peligrosos luego de que sus parejas los abandonan. Es importante que tome cuidadosas medidas de seguridad durante ese tiempo. Piense en:

La seguridad en el hogar
  • Cambiar las cerraduras de puertas y ventanas.
  • Cambiar las puertas de madera por puertas de metal o acero.
  • Instalar un sistema de seguridad que incluya cerraduras adicionales, barras en las ventanas, cuñas para poner contra las puertas, sistemas electrónicos, etc. Pregúntele al programa de violencia doméstica si su comunidad posee un programa que proporciona dispositivos de seguridad a mujeres abusadas.
  • Compre escaleras de incendios para poder escapar por las ventanas de un segundo piso.
  • Instale detectores de humo y coloque extintores en todos los pisos de su hogar.
La seguridad de los niños
  • Enséñeles cómo usar el teléfono y hacer una llamada por cobrar a su número si se sienten en peligro. O bien, considere darle a su hijo su propio teléfono celular para que pueda usarlo en caso de una emergencia.
  • Hágale saber a la gente que cuida de sus hijos, incluso a la escuela, quiénes tienen permiso de pasar a buscarlos y cómo reconocer a estas personas.
  • Entregue a las personas que cuidan de sus hijos copias de órdenes de protección, custodia y demás documentación judicial, además de números de emergencia.
  • Si sus hijos utilizan sitios web de red social, tales como MySpace.com o Facebook.com, aconséjeles que tengan cuidado con la información que revelan allí. Podrían dar información útil para dar con el paradero de su familia. Esto puede suceder si revelan cosas como su lugar de trabajo o la escuela, o si dicen que hace poco que se han mudado.
En el trabajo y en público

Su pareja conoce su rutina, inclusive su lugar de trabajo, la hora a la que va a su trabajo y a la que vuelve; las tiendas que frecuenta; los horarios en que deja a los niños en la escuela, etc. Muchas personas abusadas son acosadas por sus parejas en el sitio de trabajo. Si bien es difícil modificar todas sus actividades, existen maneras de protegerse a sí misma en su lugar de trabajo y a la vez continuar con las actividades diarias. Piense en:

Su lugar de trabajo
  • Informe de su situación a su jefe, al personal de seguridad o al programa de asistencia al empleado.
  • Averigüe si su empleador ofrece horarios de trabajo flexibles, o si puede transferirla a otro lugar.
  • Pídale al departamento de recursos humanos que le informe cómo aprovechar al máximo los beneficios de ausentismo, tales como licencia por enfermedad, vacaciones, motivos personales, etc.
  • Proporcione una foto del abusador y copias de órdenes de protección al personal de seguridad en su sitio de trabajo.
  • De ser posible, pídale a alguien de seguridad que la acompañe hasta y desde su auto.
  • Tenga a mano el número de seguridad de su sitio de trabajo en caso de emergencia.
  • Pídale a un colega que conteste sus llamadas para saber quién está llamando antes de contestarlas usted. Además, piense en pedir un teléfono con identificador de llamadas y contestador.
  • Cambie la ruta normal que toma hasta y desde su lugar de trabajo.
En público
  • Cambie el horario al que normalmente asiste a servicios religiosos o el lugar al que va.
  • Cambie sus hábitos: evite ir a tiendas, bancos, lavanderías y demás lugares a los que pueda ir a buscarla su pareja. Cuando sea posible, pídale a alguien que la acompañe.
  • Dígale a alguien a dónde va si planea ir a algún lugar que no forme parte de su rutina habitual.

Nota: todas las agencias gubernamentales del estado de Nueva York (además de muchos empleadores privados) tienen reglas en conexión con la violencia doméstica en el sitio de trabajo. Si desea más información, revise el manual del empleado o pregunte en el departamento de recursos humanos.

Con una orden de protección

Si tiene una orden de protección, considere lo siguiente:

  • Dónde guardará su orden de protección. Siempre téngala con usted o a mano.
  • Entregue copias de dicha orden a los departamentos de policía de la comunidad donde usted vive, trabaja, lleva sus hijos a la escuela, etc.
  • Entregue copias de la orden a su empleador, líder espiritual, amigos cercanos, la escuela de sus hijos, personal de la guardería infantil etc.
  • Si pierde la orden de protección o su pareja la destruye, puede obtener una copia del tribunal que la emitió.
  • Si su pareja viola la orden de protección, usted puede llamar a la policía y denunciar la violación, comunicarse con su abogado, llamar a quien intercede por sus derechos y/o notificárselo al tribunal.
  • Comuníquese con el programa de violencia doméstica si tiene preguntas acerca de la orden, o si la persona no está acatando dicha orden.
Cómo cuidarse a sí misma

Es importante que usted se proteja físicamente, pero también es importante que cuide de su salud emocional. La situación por la que atraviesa puede ser muy estresante, confusa, aterradora y triste. Considere lo siguiente:

  • A quién puede llamar si se siente deprimida, sola o confundida.
  • Cuide de su salud física, haciéndose un chequeo médico, ginecológico y dental. Si no tiene un médico, considere acudir a una clínica local.
  • A quién llamar si le preocupa la salud y el bienestar de sus hijos.
  • A quién puede llamar por apoyo si está pensando regresar con su pareja y desea comentarlo con alguien.
  • Reúnase con grupos de apoyo, participe en jornadas o clases de orientación ofrecidas por el programa local de violencia doméstica o por organizaciones comunitarias.
  • Esté atenta ante la forma y la cantidad de drogas y alcohol que consume, y qué hacer si necesita ayuda.

1-800-942-6906 Línea Directa Sobre Agresión Sexual y Violencia Doméstica del Estado de Nueva York. Español: 1-800-942-6908

En la Ciudad de Nueva York: 1-800-621-HOPE (4673) o marque 311 TTY: 1-866-604-5350 Las 24 Horas del Dia, Los 7 Días de la Semana

Regrese arriba
¿Cómo Me Puede Ayudar Un Programa De Violencia Doméstica?

Los programas locales que tratan sobre cuestiones de violencia doméstica son un recurso valioso. Brindan ayuda confidencial que incluye líneas directas de información las 24 horas del día, asesoramiento y refugio de emergencia. Si bien la mayoría de la gente piensa que el refugio es lo mismo que el programa de violencia doméstica, también se ofrecen otros servicios, y usted no tiene que quedarse en un refugio para obtener ayuda de un programa de violencia doméstica. Otra cosa que es importante saber es que usted puede utilizar el programa de violencia doméstica más allá de que planee continuar con la relación o no.

La persona del programa de violencia doméstica que la ayuda es un "defensor". Los defensores entienden cómo funciona el sistema judicial, los tribunales de familia y el sistema de servicios sociales, y están familiarizados con otros recursos comunitarios útiles para usted.

Además de proporcionarle buena información, muchas veces la pueden acompañar al tribunal, a la estación de policía o a los servicios sociales, y le brindan apoyo tanto práctico como emocional. El recibir ayuda de una persona que ya tiene experiencia en el trabajo con víctimas de violencia doméstica y que conoce cómo operan los diferentes sistemas puede facilitarle mucho las cosas.

Servicios disponibles

Existen programas de servicios y ayuda con cuestiones de violencia doméstica en cada condado del estado. Los servicios específicos varían de una comunidad a otra, pero la mayoría de los programas ofrecen los servicios descritos a continuación.

Refugios

Los refugios brindan un lugar seguro a corto plazo donde usted y sus hijos pueden quedarse, si tiene hijos. Los refugios de violencia doméstica son solamente para mujeres abusadas y para sus hijos; son diferentes a los refugios para personas sin hogar. Se hace todo lo posible para mantener en secreto la ubicación del refugio con el fin de proteger a las familias. Algunos programas incluso pueden brindar seguridad a sus mascotas. Los refugios de violencia doméstica tienen reglas que las personas que permanecen allí deben acatar para asegurarse de que todos estén a salvo. Por lo general, puede quedarse allí solamente por poco tiempo. El personal del refugio comenzará a trabajar con usted de inmediato para encontrar alojamiento a largo plazo.

No es necesario que se quede en un refugio para obtener ayuda del programa de violencia doméstica.

Línea directa de ayuda las 24 horas del día.

Los defensores están listos para atender su llamada a cualquier hora del día y brindarle ayuda de emergencia, apoyo emocional, información, ingreso en un refugio y derivaciones.

"Sin importar lo que pase, si usted cree que sufre de abuso, piense en ir a un grupo de apoyo".

-- Sobreviviente de violencia doméstica
Asesoramiento

El asesoramiento individual brinda información y apoyo emocional. Además puede ayudarle a analizar la decisión a tomar y las opciones que mejor se adaptan a sus circunstancias.

Grupos de apoyo

Los grupos de apoyo se parecen a la sesión de asesoramiento, excepto que usted no está sola, sino con un grupo de personas. Es el lugar apropiado para aprender sobre lo que es la violencia doméstica, oír lo que cuentan otras mujeres que han sido abusadas y compartir su historia, si quiere. Muchas mujeres opinan que los grupos de apoyo las ayudan a sentirse menos solas.

Servicios para niños

Muchos programas ofrecen a los niños la oportunidad de contar lo que les está pasando, participar en actividades y excursiones y recibir ayuda con las tareas escolares.

Muchos programas de violencia doméstica ofrecen algunos, y a veces todos, los servicios adicionales listados a continuación a las mujeres que han sufrido abuso, ya sea que estén en un refugio o no. Servicios tales como:

Un programa de violencia doméstica le puede ayudar, ya sea que planee continuar o no con la relación.

Si desea más información acerca de los programas de violencia doméstica o para encontrar el más cercano a usted, comuníquese con la Línea directa de ayuda sobre agresión sexual y violencia doméstica del estado de Nueva York al: 1-800-942-6908.

¿Con Qué Otros Servicios Cuento?

Posiblemente usted necesite otro tipo de ayuda y servicios que el programa de violencia doméstica no ofrece. Las comunidades, a lo largo y ancho del estado, ofrecen otros servicios que le pueden ayudar. Todo programa de ayuda para víctimas de violencia doméstica le puede dar información y referirlo a estos servicios. Normalmente se le refiere a:

Si desea más información sobre dónde solicitar estos servicios, encuéntrela en la sección de este folleto titulada "Recursos".

Oficina de Servicios de Víctimas del Estado de Nueva York (NYS Office of Victim Services (OVS): Compensación para víctimas

La Oficina de Servicios de Víctimas del Estado de Nueva York brinda alivio económico a las víctimas de crimen y a sus familias. Se ofrece ayuda monetaria para cubrir gastos ocasionados por el delito, entre otros: gastos médicos, gastos de funeral, pérdida de ingresos o manutención, gastos de servicios de asesoramiento, costo de reparación o reemplazo de bienes muebles, algunos gastos de transporte médico y/o de servicios judiciales, gastos de alojamiento de refugio o servicios ofrecidos contra el abono de una tarifa en el refugio para víctimas de violencia doméstica, y ciertos honorarios por servicios de abogado.

Regrese arriba

Algunas de las personas que pueden recibir este tipo de compensación son, entre otras:

Si cree que usted puede recibir ese tipo de compensación, solicítelo de la junta de solicitud de reclamaciones (OVS) del estado de Nueva York.

La OVS brinda apoyo económico a las víctimas de un delito.

Pida una solicitud por teléfono al: 1-800-247-8035 o del sitio web. También la puede obtener en lugares como los programas locales de asistencia a víctimas, jefaturas de policía, salas de emergencias de hospitales u oficinas de programas de violencia doméstica. Si necesita ayuda para llenar la solicitud, pídale a un defensor que le ayude.

Asesoramiento

Si asesoramiento es lo que usted busca, comuníquese con el programa de asistencia al empleado (Employee Assistance Program, EAP) en su lugar de trabajo o con el programa de violencia doméstica para obtener sugerencias. Ellos posiblemente ofrezcan el servicio que usted busca. Si no lo ofrecen, quizás le puedan recomendar otros profesionales. Si le preocupa el precio, pida que le recomienden consejeros que usen un sistema de tarifas escalonadas. Por supuesto, no existe garantía de que se sentirá cómoda o satisfecha con un consejero en particular. Posiblemente tenga que reunirse con más de uno antes de encontrar la persona con la que se sienta bien. Al escoger un consejero, busque una persona que:

¿Y mis hijos?

Las personas que abusan de sus parejas, también pueden abusar de sus hijos. Aunque no sean el blanco de la violencia, muy a menudo y contrario a lo que los padres piensan, los niños están conscientes del abuso que se da en el hogar. Aunque la mujer abusada intente proteger a sus hijos de la violencia, no siempre le es posible.

Si bien cada niño reacciona de manera diferente, el abuso entre sus padres les puede afectar. Algunas de las formas en que les afecta son:

Un factor importante que ayuda a los niños a sobrellevar el problema de la violencia doméstica es la relación con usted. Hay ciertas cosas que usted puede hacer en este momento para ayudarles a sobrellevar la presente situación; estas cosas también les ayudará en la vida adulta.

Existe ayuda para los niños víctimas de violencia doméstica. Muchos programas de violencia doméstica ofrecen ciertos servicios para niños, inclusive sesiones de terapia y grupos de apoyo. Hable con su programa local para averiguar qué servicios les pueden ofrecer a sus hijos y si le pueden recomendar otros servicios para niños.

¿Y Cómo Consigue Ayuda Mi Pareja?

Los abusadores generalmente no asumen la responsabilidad por su comportamiento. Culpan a sus parejas, al estrés, al alcohol, a las drogas, al enojo, a la pérdida de control, a una infancia infeliz o a otra persona o cosa. La realidad es que muchas personas sufren de estrés, tienen problemas de bebida, usan drogas, se enojan o fueron abusadas en su infancia. Sin embargo, muchas de ellas no optan por la violencia y el control en sus relaciones íntimas.

A menos que la persona asuma la responsabilidad total por su comportamiento violento, lo más probable es que no cambie.

El abuso doméstico se trata de la decisión de una persona de manipular y controlar a su pareja. El abuso no es pérdida de control. De hecho, normalmente es lo contrario. Los abusadores controlan a sus parejas de muchas formas, dado que, si usted lo piensa detenidamente, pueden controlar su propio comportamiento cuando lo creen necesario. Generalmente no golpean a sus compañeros de trabajo o al empleado de la tienda que se equivoca, pero a menudo utilizan esas cosas como excusa para abusar luego de sus parejas.

El abusador puede cambiar, pero no es fácil. Si hay mucho en juego, posiblemente decida cambiar. Sin importar lo que haga su pareja, es importante que usted siga planificando su propia seguridad.

¿Y qué sucede si él asiste a un programa para abusadores?

Muchos abusadores asisten a dichos programas porque los obliga una orden judicial. El tribunal o el servicio de libertad probatoria a veces ordenan que los abusadores asistan a estos programas como mecanismo para responsabilizarlos. O a veces tienen la esperanza de que el comportamiento del abusador cambie. No todos los programas para abusadores son iguales. Utilizan diferentes métodos con diferentes objetivos. Ninguno de ellos puede garantizar que el comportamiento de la persona cambiará después de participar en él. Debido a que no todos estos programas dan prioridad a su seguridad, pida información al programa local de violencia doméstica sobre los programas que se ofrecen en su área.

Si bien puede parecer positivo que su pareja asista a un programa para abusadores, ello no significa que él decidirá dejar el comportamiento violento, o que usted estará a salvo. Muchos abusadores que asisten a estos tipos de programas continúan siendo violentos y controladores. Usted debe planificar su seguridad basándose en el comportamiento actual de él, y no en cómo usted quiere que él sea.

¿Y si él deja de beber o de usar drogas?

Incluso cuando los abusadores dejan de beber o de usar drogas, generalmente siguen cometiendo abusos. El uso de alcohol y de otras drogas no provoca la violencia doméstica, aunque los abusadores generalmente lo ponen como excusa. Los abusadores que beben o usan drogas tienen dos problemas distintos; el abuso y el uso de alcohol y/o drogas, los cuales tienen que tratarse por separado. Muchos abusadores se ponen más violentos y más peligrosos cuando dejan de beber o usar drogas.

Muchos programas de tratamiento de alcoholismo y drogadicción ofrecen grupos de apoyo para los miembros de la familia o sesiones de terapia, aunque éstos no siempre son los más seguros para las personas abusadas por su pareja.

Usted corre el riesgo de sufrir abuso por lo que diga o el consejero podría decir o hacer algo que la ponga en peligro. Además, su pareja la puede culpar, y usted se culparía a sí misma, del problema de alcoholismo de su pareja y el abuso hacia usted.

El consumo de bebidas alcohólicas o el uso de drogas no provocan la violencia doméstica.

Si usted decide contarle al consejero especialista en abuso de sustancias que usted está siendo abusada, no lo haga ante su pareja. Ningún consejero debe insistir en que usted participe en las sesiones si su pareja la está abusando. Usted es la única que puede decidir si le es seguro participar o si le conviene abstenerse.

Regrese arriba

¿Y con respecto a las sesiones en pareja?

Según las mujeres abusadas que han asistido a sesiones de pareja o de familia, éstas no funcionan y frecuentemente empeoran las cosas. Los consejeros que no están familiarizados con el tema del abuso o que no entienden las cuestiones de violencia doméstica, pueden hacer o decir cosas que la pongan en peligro.

Sin importar lo que haga su pareja, es importante que usted continúe planeando su seguridad.

La terapia en pareja da por sentado que ambas partes se sienten libres de compartir lo que piensan y lo que sienten. Pero esto no es así si una persona abusa de la otra. Normalmente, es peligroso para la mujer abusada expresar sus sentimientos y hablar abiertamente sobre el abuso ante su pareja.

Algunas mujeres son amenazadas o acosadas por cosas que dijeron o que no dijeron durante una sesión de terapia en pareja. Si eso sucede, comuníqueselo al consejero en privado. Pídale que encuentre una manera de poner fin a estas sesiones de terapia sin comunicar a su pareja lo que usted dijo.

Que los dos vayan a la sesión de terapia sugiere que usted comparte cierta responsabilidad por el comportamiento de él, algo de lo que él ya está convencido. Sólo el abusador es responsable de su propio comportamiento, y nadie más; y lo más probable es que no cambie, a menos que asuma responsabilidad total por sus acciones.

¿Y con respecto a la mediación y la orientación de los padres?

Algunas veces el juez ordena que la mujer abusada participe en servicios junto con su pareja. Dichos servicios pueden incluir la mediación o la orientación de los padres.

La mediación se utiliza con motivo de ayudar a que las personas resuelvan sus desacuerdos y lleguen a un acuerdo mutuo. Muchos jueces ordenan la mediación en casos de divorcio y custodia. Sin embargo, la mediación puede ser peligrosa, por la misma razón que la terapia en pareja puede serlo. Puede ser peligroso que la mujer abusada exprese sus sentimientos frente a su pareja. Eso solamente funciona cuando ambas partes tienen poder por igual en la relación.

Ciertas mujeres abusadas elijen la mediación creyendo que conseguirán mejores resultados para ellas y para sus hijos. Si usa el servicio de mediación, es importante que trate anticipadamente con su abogado o defensor, acerca de sus objetivos y lo que usted espera sean los resultados de la sesión. Sea clara en cuanto a lo que está dispuesta a negociar y lo que no. Nuevamente, consulte con el programa local sobre violencia doméstica acerca del programa de mediación y del mediador en particular.

Las mujeres abusadas no tienen que asistir a la orientación para padres. Si el juez le ordena asistir, comuníquele al secretario judicial que procesa la documentación que usted ha sido abusada y pida una dispensa. También puede notificar del abuso a la persona con la que hable en el programa de orientación y pedir una dispensa. El pedir o recibir una dispensa no afecta el resultado de su caso. Si decide participar, definitivamente le sugerimos asistir a una clase por separado de su pareja.

Acoso

La mujer abusada corre el serio riesgo de ser acosada. El acoso es la persecución indeseada de parte de una persona hacia otra. Si bien algunas veces el acoso se da entre extraños o conocidos, también se da en las relaciones íntimas.

El acoso es un delito en el estado de Nueva York.

El acoso puede darse inmediatamente después de que termina una relación o durante el transcurso de la relación en sí. Muchas mujeres que son acosadas por sus parejas también son agredidas física o sexualmente.

El acoso es un delito en el estado de Nueva York. La ley registra cuatro tipos de cargos de acoso según el comportamiento del acosador.

Los tipos de comportamientos considerados típicamente como acoso son:

Si bien quizás el comportamiento de ciertos acosadores no parezca peligroso o amenazador ante un extraño, el acoso es algo serio y debe tratarse como tal.

"A veces la gente subestima lo que le está pasando. No deje que le digan que está exagerando".
-- Sobreviviente de violencia doméstica

Si la están acosando, es importante que lleve un registro de lo que está ocurriendo, puesto que ello le servirá de comprobante si decide recurrir a la policía o al tribunal.

Cada vez que suceda algo, debe apuntar:

Seguridad Tecnológica

El avance de la tecnología ha incrementado la capacidad del abusador de controlar y seguir las actividades de su pareja. Si no está segura si está siendo monitoreada, siga sus instintos, especialmente si parece que el abusador sabe demasiado de sus actividades o de cosas que usted solamente le ha contado a unas pocas personas. Los abusadores pueden ser muy persistentes e ingeniosos. No es necesario ser un "experto en tecnología" para saber comprar o utilizar un instrumento de monitoreo o vigilancia. Son baratos y fáciles de usar.

Teléfonos

Hoy en día, casi todas las personas tienen un teléfono celular; éste podría salvarle la vida. Sin embargo, el abusador lo puede usar para escuchar sus llamadas y dar con su paradero. La mayoría de los teléfonos vienen con servicios u opciones que facilitan hacer esto, como por ejemplo: identificador de llamadas, registro de llamadas, servicio de regreso de llamadas (*69), último número marcado, sistema de posicionamiento global, modo silencioso o contestador automático. Los teléfonos con cable (teléfonos regulares) también acarrean riesgos. Los teléfonos tradicionales "con cable o cordón" normalmente son más seguros que los otros tipos de teléfonos. Tenga todo eso en mente cuando planee su seguridad personal. Considere opciones tales como no llevarse consigo el teléfono si decide irse o conseguir otro teléfono con un nuevo número.

Computadoras

Si el abusador tiene acceso a su computadora, puede ver qué sitios web visitó y leer su correo electrónico. Los abusadores también pueden controlar las actividades realizadas desde su computadora sin tocar el aparato, por medio de tecnología de registro de teclas o programas espía. Dichos dispositivos envían un informe a la computadora del abusador de todas las actividades (correos electrónicos, sitios web visitados, mensajes instantáneos, etc.) que usted realiza en su computadora. Esté consciente de que cambiar la contraseña o borrar el historial podría hacer que el abusador sospeche. Para protegerse, use la computadora de una biblioteca, un centro comunitario, restaurantes con Internet conocidos como "Internet cafés", un lugar de trabajo o la de un amigo o amiga de confianza cuando necesite buscar ayuda o planificar la huida.

Dispositivos de grabación

Las cámaras ocultas, como por ejemplo las "cámaras para niñeras" son baratas y fáciles de obtener. El abusador puede esconder fácilmente una cámara para monitorear actividades. Estas cámaras vienen en tamaños pequeños y generalmente tienen el aspecto de objetos cotidianos. Aun un monitor para bebés puede usarse para escuchar conversaciones. Aunque sea tentador, si los apaga o los quita su pareja puede sospechar. Sea cautelosa.

Dispositivos de rastreo

Los dispositivos de sistema de posicionamiento global no son caros, son pequeños y pueden ocultarse fácilmente. Un abusador puede ocultarlo en su auto, sus joyas, su bolso, sus zapatos y demás objetos que usted lleve consigo. Si encuentra un objeto que usted cree podría ser un dispositivo de rastreo, no lo retire. Llame a la policía. Tómele fotos, si puede hacerlo sin poner en riesgo su seguridad.

Guarde pruebas de las comunicaciones iniciadas por el abusador, como por ejemplo: correos electrónicos, mensajes instantáneos o mensajes telefónicos. El guardar todo le puede servir para mostrar patrones de comportamiento, para planear su seguridad y, finalmente, como evidencia que puede entregar a la policía. Para que sirvan como prueba, es importante que los mensajes de correo electrónico permanezcan en su computadora, incluso si los imprime.

La tecnología cambia y evoluciona constantemente. Si desea información actualizada sobre seguridad tecnológica, visite el Proyecto de Protección Cibernética.

Agresión Sexual

La mayoría de los episodios de agresión sexual se dan entre las personas que se conocen.

Existen puntos en común entre la violencia doméstica y la agresión sexual. Con frecuencia, la agresión sexual es un tema del cual la mujer abusada muy raras veces quiere hablar, dado que es tan personal. Sin embargo, es bastante común que alguien que haya sido abusada por su pareja también haya sido agredida sexualmente. Es más, la mayoría de los episodios de agresión sexual se dan entre personas que se conocen.

Muchos programas de violencia doméstica también ofrecen servicios para víctimas de agresión sexual. Si usted cree que podría beneficiarse mejor de un programa de agresión sexual, que de un programa de violencia doméstica, comuníquese con la Línea directa de ayuda sobre violencia doméstica y agresión sexual del estado de Nueva York y pida que la remitan a un programa de agresión sexual en su comunidad (en ciertos lugares a veces estos programas se conocen como centro de asistencia a víctimas de violación).

1-800-942-6906 Línea Directa Sobre Agresión Sexual y Violencia Doméstica del Estado de Nueva York. Español: 1-800-942-6908

En la Ciudad de Nueva York: 1-800-621-HOPE (4673) o marque 311 TTY: 1-866-604-5350 Las 24 Horas del Dia, Los 7 Días de la Semana